18 de mayo de 2012

Escollera inútil

Como os comentaba en clase, este problema es muy similar al que me encontré en Abu Dhabi: las escolleras no tienen filtro. A causa de ello, pierden el soporte del núcleo por arrastre del material fino y finalmente colapsan. No sirve de nada el acabado tan cuidado. Al mar le importa un bledo. Como diría el inolvidable Miguel Gila: "El barco es muy bonito, pero no flota".
Escollera sin filtro: margaritas a los cerdos